miércoles, 4 de febrero de 2015

Ensayo sobre el fracaso escolar


       ¿Por qué existe fracaso escolar en nuestro país? ¿Qué causa tal desastre y cómo podemos hacer frente a dicho problema para hallar una solución? Basándome en el informe “¿Los deberes perpetúan la desigualdad?” orientado por el Informe PISA dice que la intensidad del tiempo de estudio se descendido notablemente, aunque es algo que no se alcanza a entender puesto que a la hora de evaluar nos centramos en un proceso continuo y en la parte práctica tras salir del aula.

 La causa principal es el desnivel económico entre las distintas familias un ejemplo de ello es el coste cada vez mayor de las matriculas universitarias, poniendo así barreras a la formación académica dando cada vez menos becas a los jóvenes y a raíz de ello está la propia motivación intrínseca de cada uno, comparando que los alumnos que están en un ambiente medianamente acomodado obtienen mejores resultados, al tener más posibilidades de alcanzar la propia meta que quiere conseguir.

Partiendo como base el nivel económico, otro problema es el exceso de deberes, siendo España uno de los países que más tiempo dedica a ello adquiriendo una respuesta negativa a pesar del esfuerzo empleado y Finlandia siendo el país que menos horas le dedica es el que mejor resultado frente a ello, ya que los deberes se realizan en las aulas y en casa dedican tiempo solo al estudio. ¿ algún día entenderemos que menos es más?. No hay que confundir cantidad (tenemos el error de creer que cuanto más veces miramos una materia con ejercicios, clases magistrales, horas de estudio del estudiante va a dominar mejor una materia en lugar de pensar que hay demasiadas asignaturas y se puede saturar) con calidad. En mi opinión, hay varios problemas primero es la falta de motivación, tanto por parte del profesorado quemado y al final acaba pasando del niño y por otra por la falta de interés por los niños, que sienten que están obligados en un sitio que no quieren estar y terminan haciendo un hecho con mala intención para captar la atención de los demás, denominados por el sector educativo “niño rebelde o molesto” sin preocuparse por lo que pasa a su alrededor porque tiene una lección que impartir y no se molesta en adquirir herramientas para formarse a nivel de psicología conductual y trabajar el aspecto emocional(que debería ser obligatoria en personal docente tener una mínima base de psicología) tan solo nos preocupa “lo que aparentamos” solo damos una  importancia desmesurada al aspecto cognitivo, es muy irónico ver a un niño pasar por distintos niveles de su vida y ver de las pocas cosas que recordamos de un año a otro, que es realmente muy poco, pero “eh chicos, no pasa nada, vuestra nota impecable está en vuestro expediente académico” y eso no es lo más triste de esta historia, lo peor de todo es cuando oyes a un profesor(supuestamente formado) decir las palabras mágicas: “ a este niño le cuesta estudiar”. ¿Qué es estudiar? Nos pasamos la vida de estudiante y mientras nos formamos como “profesionales” de la educación y acabamos como los mismos niños sin tener realmente idea de nada, memorizando datos sin sentido ninguno. El razonamiento está de vacaciones como curro, parece ser que por el momento de manera permanente, no sabemos si algún día asistirá al Inem o ya está allí, como la mitad de los españoles en busca de que alguien reclame su apreciada presencia

Pero aquí no termina la cosa, como si no estuviera complicada ya la educación en este país, quieren implantar una reválida al final de cada etapa, sin otro objetivo que el de categorizar o clasificar a los alumnos e invitándoles muy sutilmente al temprano abandono escolar.


Para concluir voy hacer lo que para mi seria lo cuestionable de dicho tema, ¿alguien revisa las guías docentes de las asignaturas de los niveles educativos? Una propuesta que yo haría sería quitar asignaturas como por ejemplo religión católica (ya que en mi humilde opinión no aporta nada, al mostrarse los valores durante el día a día y veo innecesario una asignatura para ello), tecnología y alguna más, que ocupan un lugar, el cual se podría aprovechar para reforzar las carencias de los estudiantes haciendo un sondeo tras observar los resultados académicos de cada centro y reforzar las asignaturas por ciclo y ya que tenemos una reválida por ley (buscando la desigualdad social) por lo menos que existiese en la medida de lo posible un equilibrio, mediante la participación de cada departamento, cosa que no se hace y los maestros hoy tienen muy poco margen de poder enseñar en unas condiciones óptimas mínimas. Otra propuesta sería que desde bien pequeños nos cambien el proceso memorístico (sin sentido y sin aprendizaje significativo) por el de entendimiento y razón, que parece que no tengamos tiempo para ello y si se tiene, pero hay que saber aprovecharlo,
seleccionando las materias importantes y las de menor valor quitarlas y por último, aunque no lo he dicho anteriormente, fomentar la lectura de clásicos desde pequeños, siendo esta gran parte de la cultura general del alumno, mostrando lecturas de gente totalmente desconocida y gente que son maestros en cualquier ámbito, pasan a la historia, nunca mejor dicho. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario