miércoles, 12 de marzo de 2014


Mi alma no tiene destino,
solo un vacío infinito
donde no existe ni el final ni el principio,
solo algo que soy incapaz por mi mismo de describir
que nace dentro de mi y mi forma de vivir. 

Un conjunto formando un todo,
un todo rodeado de nada
una nada de un ser vivo,
un ser vivo que tiene nada y todo
una nada que no se ve en tu mirada,
un todo donde esta reflejado lo mejor de mi existir. 

Aquellos que muy pocos son capaces de alcanzarme, 
porque mi alma y mi corazón no se hace dueño cualquiera
soy un ser insignificante en un mundo que nada importa, 
un ser lleno de emociones y pensamientos que transmito
pero como buena ola que es el tiempo 
borra la huella que deje en el camino que había creado.

2 comentarios: