sábado, 8 de marzo de 2014


Estamos sólo con la parte interior en la cama,
siento como te me acercas a olerme el pelo
mientras me deslizas con ternura el tirante del sujetador,
quitándome corchete a corchete para ver el gran tesoro
me besas el cuello y acariciándome el pezón,
me doy la vuelta y mientras me succionas el pecho
yo te acaricio tu pene por encima del calzoncillo
que salta por encima del mismo todo recto,
bajas muy lentamente a comerme el clítoris para humedecermelo
esta tan mojado que no paro de gemir,
tú dándote la vuelta y enseñando el culo hacia mí
veo tu pene recto y lo empiezo a saborear como si de una piruleta se tratara
lentamente y chupando sin ninguna prisa para que no pierda la erección
ambos estamos muy muy excitados deseando formar un único ser
sudorosos y excitados me pongo encima de ti con ganas de sentir tu miembro dentro de mi
poco a poco noto tu miembro entrando dentro d mi haciéndome viajar al orgasmo
esa sensación de placer que me haces descubrir y que no quiero que pare nunca.


1 comentario:

  1. Bueno, ¡me ha puesto¡
    y midiosecillo se ha hecho serpiente buscando por si cae algún cascajo que llevarse a la boca.
    Viva la Poesía erótica¡

    ResponderEliminar