sábado, 16 de noviembre de 2013



Como querer escuchar el silencio, el olor a romero de la vela encendida, siendo reflejada su agradable aroma en aquella habitación. Aquella en la que quiero sentir tus caricias, recorriendo cada rincón de mi cuerpo, disfrutando solo de nuestras caricias, miradas y besos. Sin sentir el tiempo, solo cada roce de los labios, humedeciendo nuestros labios, mientras se enciende la llama de la pasión y el deseo, expresando así esta unión, este calor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario