domingo, 30 de junio de 2013



Te tapo los ojos con una venda
me pongo a rozar tu piel con una pluma
empezando por tus pies y acabando en tu boca
muy lentamentamente con cada uno de esos pelos
tan frágiles y suaves que se notan en cada caricia
viendo como disfrutas con cada uno de tus movimientos
de esa sonrisa de placer, que no puedes evitar
acompañado de esa inspiración, que hace vibrar los sentidos
aquellos que no se pueden contar
solo disfrutar del placer, que la inspiración y la pluma.

Ese tacto, que con solo un roce nos hace vibrar
hasta el punto que no puedes evitar
las ganas de por el deseo dejarte llevar
de sentir esos labios y esa lengua recorriendo todo tu ser
donde el fuego es un mito del placer
y que no hay material sexual suficiente para llevarte al otro mundo
ese mundo compartido, que no tiene reloj
que solo quieres ser un solo ser, una persona fundida
disfrutando del sexo de ambos, siendo en si mismo un mito.


No hay comentarios:

Publicar un comentario