martes, 21 de mayo de 2013

Un lugar llamado imaginación ( pág 1)


Narrador: Buenas tardes, me dirijo a ustedes, si a esos que me escuchan, al menos en apariencia y asienten con la cabeza. Me gustaría presentarme y transmitirles, que no solo los sueños se pueden conseguir con esfuerzo, sino que además de eso, se nos presenta una gran tragedia, la de crecer y hacernos adultos, pero no hay mayor esfuerzo en la vida del ser humano, que darse cuenta que el tiempo no existe, que las cosas de la vida desaparecen y que solo hay algo que es inmune en el tiempo y es que los sueños no tienen tiempo, ni edad, es algo de lo somos poco conscientes y es algo que tenemos todos. Pero ahora lo veremos …

Carlos: Que día mas malo!! Me acabo de levantar y no se que hacer, no tengo trabajo y el país se va a pique y los cursos de lo que sea están colapsados.

Enrique: Hola papá!!

Carlos: Calla hijo!! que estoy pensado, hijo? Que despistado !! se me ha olvidado llevarte al colegio??

Enrique : (El niño asiente con la cabeza) Si


Carlos: Pues coge la mochila que nos vamos a ir al cole.

Narrador: Carlos lleva su hijo al colegio, le explica a la profesora que últimamente estaban pasando una mala época en su casa porque recientemente le habían despedido y estaba buscando trabajo por todos los sitios, pero que no encontraba nada.

Profesora: Tranquilo, pasa Enrique. Estamos viendo el cuento de los sueños, donde todo es posible.

Enrique: Si?

Profesora: Si, pasa y siéntate en la alfombra que vamos a ver que te cuentan tus compañeros de este cuento llamo “sueños”. Chicos!! Enrique se ha dormido y no ha podido escuchar el cuento, le contamos como era?, que os parece?

Paco: Vale

Rosa: No, que no estaba.

Profesora: Rosaaa, no seas mala con el compañero. Paco empieza tu.

Paco: Pues era un niño pequeño

Profesora: Y que le pasaba a ese niño?



Rosa: Que quería ir al infinito.

Profesora: Eso que tu dices, se llama espacio.

Paco: Lo estaba diciendo yo!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario